Blanqueamientos dentales

Actualmente el blanqueamiento dental es el método más conservador y seguro para mejorar la sonrisa. Los productos que se utilizan no dañan el esmalte, mejoran la salud gingival e incluso, los últimos estudios afirman que reducen el riesgo de caries.

El método más cómodo y utilizado es el denominado blanqueamiento vital ambulatorio, donde el paciente por medio de unas cubetas hechas a su medida, se aplica el gel blanqueador 1 hora al día o duerme con ellas. Estas cubetas llamadas férulas, son transparente, flexibles y muy finas, por lo que son muy cómodas tenerlas en la boca.

Otra técnica es el blanqueamiento en clínica. Se aplica un gel de alta concentración de principio activo y se activa con un láser o lámparas de luz fría especiales. Hoy en día, la literatura internacional no recomienda su uso, ya que las altas concentraciones que se utilizan sí pueden dañar el esmalte, y los resultados obtenidos son los mismos que con el blanqueamiento ambulatorio.

BLANQUEAMIENTO DE DIENTES ENDODONCIADOS:

Cuando se le quita el nervio a un diente, y la técnica o materiales utilizados no son los óptimos, el diente se oscurece. Estos dientes también se pueden blanquear de forma individual con distintas técnicas clínicas, con unos resultados más que satisfactorios.

Para más información consulte nuestros casos clínicos: Podrá ver como es el proceso y sobre todo el resultado final: CASO CLINICO